Una de las mayores preocupaciones es el tema del microtráfico en espacios educativos, y es un clamor ciudadano en el Ecuador de que se aborden estos temas con mucho profesionalismo desde diferentes aristas, pues está ganando mas territorio que la delincuencia o el maltrato intrafamiliar.